Creación de poderes

Creación de Poderes

¿Como crear poderes para un personaje?

Si ya seguiste los pasos para crearte tu personaje, tienes cerca del 90% del trabajo hecho y puedes disfrutar de tus roles sin problema en casi todos los foros. Pero el otro 10% de los foros tienen un apartado que permite a los usuarios crear sus propias habilidades, regularmente este tipo de apartados es usado y regulado por los foros de combate o aventura, sin embargo foros del tipo social tienen incluido este apartado como relleno a los personajes ¿Cómo puedo crearme los poderes para mi personaje? La pregunta es muy recurrente, ya sea por falta de experiencia o por viveza el personaje suele pasar estancado mucho tiempo en este punto. A todos nos ha pasado que vimos un juego, libro, película, anime, comic o manga y nos encanto tanto un personaje o sus poderes que queremos llevarlo a un foro de rol, pero lastimosamente nos damos de cabezazos contra un muro ¿Por qué pasa esto? Básicamente porque en ningún foro se aceptan las cosas de buenas a primeras, todo tiene que ser debidamente revisado para que a ojos del evaluador este balanceado, y ahí está la clave “el balance”. Te dejare unos consejos que me han servido a lo largo de mi vida rolera para rellenar este apartado, doy por sentado que no me las se todas mas una y que puedo equivocarme mucho, pero si no tienes mucha experiencia en esto o si te frustra no llevar tu personaje favorito al rol, espero que te sirva de ayuda.• La temática ¿Recuerdan cuando en otro tip les dije que la temática era algo muy importante? Pues bien, en este apartado se darán cuenta que conocer la temática es de suma importancia, pues si estas en un foro de Harry potter no puedes esperar que te acepten una pistola laser o en un foro estilo Cyberpunk una varita mágica. Todo tiene su sitio y mientras más rápido aceptes que no en todos los foros se pueden tener todos los tipos de personajes, mas disfrutaras tu estadía.

El balance Como dije más arriba, esta es la palabra clave “Balance”. Todo poder o arma que fueses a inventar para tu personaje, debe tener sus fortalezas y debilidades, mientras menos fortalezas tenga menos debilidades requiere, mientras más fortalezas tenga más debilidades son necesarias. Es una simple regla de costo/beneficio, no debemos pretender querer hacer un kame hame ha por la cara. Otro detalle asociado al balance, más que el uso de penalizadores, es el tiempo de reposo. Olvidemos por un momento cosas como el tiempo (es muy subjetivo hablar de eso en situaciones de lucha), pensemos más bien en cuantos turnos deben pasar antes de poder hacer uso de la habilidad, este tipo de cosas suele facilitar mucho la inclusión de un poder, pues para quien revisa es más fácil entenderlo y por lo tanto la evaluación lleva mucho menos tiempo.

La claridad Todos pasamos por esto, de plantear una habilidad con toda la emoción del mundo, solamente para que nos la echen para atrás por dos o tres palabras que salen ahí. No se trata de que el evaluador no entienda la descripción, muchas veces el evaluador si la entiende, pero también hay que pensar que si tenemos una habilidad en situación de combate nuestro compañero en el tema la leerá, y si él/ella no la entiende, es cuando empiezan las discusiones por malos entendidos. Hay que entender que muchas veces lo que para nosotros tiene todo el sentido del mundo, para otros puede que no lo tenga tanto, y lo ideal es usar el lenguaje mas sencillo posible, explicar todo sin necesidad de hablar de medidas, cosas de la tabla periódica o detalles concretos vistos en el origen de nuestros poderes. Debemos recordar que no todos tienen el mismo conocimiento de mitología, ciencia, literatura o sci-fi y por lo tanto somos nosotros quienes debemos adaptarnos a los demás, no al revés.

Menos es Más Muchos a lo largo de nuestra vida rolera, hemos pasado por una etapa en que queremos que nuestros personajes sean una navaja suiza que lave, planche y cocine pensando que así seremos los reyes el mundo. En parte podríamos tener razón pero ¿Qué merito tiene? Seamos sinceros, un personaje que tenga en sus manos el bolsillo de doraemon (metafóricamente hablando) capaz de responder a cada habilidad usada en su contra con una distinta, es muy plano y aburrido ¿No es mejor tener un personaje con habilidad sencilla pero que usando nuestra creatividad podamos explotar de muchas maneras? Esa es la clave para divertirse con un personaje, donde sea el usuario quien piense como resolver una situación desventajosa, y no que el personaje se juegue en piloto automático para responder a todo. Créanme cuando les digo que hay poca satisfacción más grande en un combate de rol, que vencer a un rival que parece la reencarnación de Thor o McGyver, usando solo una habilidad inteligentemente.

La paciencia Lo más importante de todo a la hora de crear un personaje es la paciencia. Todos tenemos personajes que esperamos rolear con mucha ilusión, pero por cualquier motivo nuestras intenciones se ven interrumpidas por el gran muro que son los evaluadores. Si nos la rechazan, en lugar de ofuscarnos y frustrarnos. Muchos de los problemas no ocurren por el poder en sí, sino en la manera en la que se plantea, de este modo si un poder no es aceptado, en lugar de ponernos a lanzar sal al aire como un volcán, es mas productivo pensar en buscarle la vuelta, encontrar otro modo de plantearlo o si de lleno han dicho que no, buscar un poder distinto que seguro habrá muchos.[/list]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *